Diseño gráfico como profesión

En este espacio nos apasiona hablar del diseño y de la caligrafía y entendemos que esto es una profesión para muchos de ustedes. La profesión se dicta según la pasión que sintamos, yo apuesto que muchos de ustedes son diseñadores o calígrafos porque es algo que les gusta, que les inspira, y demás, pero ese no es el único requisito para el éxito.

¿Ser bueno importa? Si, por supuesto que importa, pero para ganar dinero hay que ser más que bueno; para ganar dinero debemos entender del negocio, y es allí donde muchos fallan.

Los diseñadores, En su mayoría se creen un alma libre y creativa y eso está bien a la hora de trabajar, pero a la hora de administra no es algo bueno, yo creo que los diseñadores tiene una lección que aprender de los cerrajeros montmelo.

¿Por qué de los cerrajeros? Porque usted llama a cerrajeros martorell y ellos están allí de inmediato, le atienden al momento y usted no tiene ninguna queja. Por su parte, los diseñadores, son personas que no son conscientes del tiempo y suelen ser personas muy irrespetuosas del trabajo de los demás.

Si, a mí me molesta de los diseñadores que no saben lo que es un plazo de entrega pues ellos anteponen el arte a un cronograma. Si eres diseñador sabes de lo que te hablo y no lo puedes negar; te tardas más de lo debido en entregar un trabajo y por muy buena que seas eso es una falta de respeto,

La cuestión es que te perjudicas tú mismo, pues la gente siente que no eres responsable y puntual y prefiere irse con otro diseñador que sea más confiable. Yo tengo muy buenas experiencias con diseñadores, a nivel del trabajo final, es decir, son buenos trabajo, pero cuando se trata de la puntualidad no, al punto en que uno se pregunta si vale la pena la espera.

Yo, siendo una persona más sistemática en mi manera de pensar, creo que lo del tiempo es una cuestión de falta de organización, es como dije al principio, son muy bueno para unas cosas peor no para otras.

Todo profesional debe saber de administración y eso es innegable, quizá sea hora de que se den cuenta de eso y que traten de solucionarlo. Una buena idea sería no tomar tanto trabajo o no darles falsas fechas de entregas a sus clientes, pero eso ya depende de mucho.

Si bien yo adoro el arte, también entiendo que el arte de un diseñador no es nada más que la imagen de una empresa para ganar dinero y que se retrase no es conveniente.