Refugio de la salud en el arte

Sin intención de volverse un artista, hay quienes encuentran en las actividades artísticas un refugio para encontrar la salud. Pues sí, aunque no lo creas es así. El arte es una actividad subjetiva, que hace que a través de cualquiera de sus ramas, te conectes con todos tus sentidos. Como la pintura es a tus ojos, la música es al oído, la escultura es al tacto o el canto es a la voz. Este saca lo que llevas dentro de ti, para que los demás disfruten de tu espíritu.

Cada Individuo tiene un porcentaje de artista en sus capacidades, uso logran sacar todos sus talentos artísticos, otros solo lo usen como medio de encontrar la paz. El arte es una manera ver la vida desde varias perspectivas, es una forma de expresión y de crecer personalmente por encontrarse sinceramente con sus realidades.

La pintura es uno de los medios con los cuales se logra hacer terapia, en busca de una mayor salud mental. Cuando se pinta o se aprende a cómo realizarlo el artista lucha por encontrar su estilo propio, un trazo jamás es igual a otro, la motricidad o la manera en que se usan los dedos se toman las herramienta y se traza algo es único en cada individuo.

Por medio del arte de pintar se puede reflexionar sobre asuntos personales que les perturbe, o acaso no les pasa que con simples rayas a azar en una hoja blanca, en clases o en el trabajo te puedes ir en los pensamientos logrando concentrarse por unos segundos sobre algún pensamiento persistente. De este mismo modo la pintura, hace que el individuo logre internalizar lo que sea necesario para hallar su paz mental.

El arte ha estado presente desde el inicio de los tiempos de la humanidad, en cada una de las cosas que se realizaron, la ciencia fue adonada por talentos artísticos, grandes edificaciones, la cultura, el vestido, los jeroglíficos, todo tiene el arte inmerso. Incluso el oficio de un cerrajero tiene su origen en la profesión de artesanos, mas información aqui, que su propio nombre deriva del arte, del arte de hacer cerrojos, que se convirtió en lo que actualmente se llaman cerrajeros el prat, que tanto como ahora se necesita de una característica fundamental de confidencialidad y lealtad.

Los científicos han comprobado que hacer pintura, estimula ambos hemisferios cerebrales, uno encargado del acto racional y el otro el acto creativo de la mente de una persona. En los niños, que son individuos en crecimiento se logran beneficios muy grandes y en adultos para pacientes de Alzheimer ante la pérdida de la memoria, la creatividad se logra mantener.

Una pintura terminada, siempre te hace sonreír como parte de la aceptación de sus objetivos, aumenta la capacidad de motivarse para emprender nuevos retos, hace que quieras comunicarte con otros para mostrar tus avances, manteniéndote en un estado de tranquilidad emocional la margen de todo aquello que te puede perturbar. Los beneficios pueden ser muchos, así que si te hace falta un poco de paz mental, comienza por tomar un pincel para evadirte de los problemas.