Comunicarse a través del arte emergente

El arte emergente ha sido una manera por medio del cual artistas e instituciones, usan espacios creativos para llegar a la sociedad de manera abierta, tiende hacer más una manifestación de los jóvenes, de expresar su sentir con respecto a la sociedad.

El reconocimiento social suele ser el pago que reciben estos jóvenes vanguardistas, su visión es lo que lo destacará entre sus compañeros de arte. Reconocer y apoyar estos talentos permitirá que de alguna forma estos artistas sigan manifestando su creatividad e ingenio.

Este tipo de arte no es del todo valorada en la sociedad, sin embargo al detallar algunas exposiciones callejeras, vemos expresiones artísticas que valen la pena estar en mejores sitios, observados por una amplia gama de interesados.

En España no es fácil valorar este tipo de arte. Por ello la recomendación es que se comience con la educación artística desde muy pequeños, así los chicos podrán desarrollar sus dotes y dones  como también podrán ser esas personas que valoren el arte en el futuro.

Los tiempos de confinamiento en el arte emergente

Todas las actividades desarrolladas al aire libre como las artes emergentes se han visto afectadas por el confinamiento en el que estamos sumergidos desde hace más de un año. Al no poder expresar de manera abierta sus emociones los jóvenes se ven afectados.

¿Quién puede conocer a un joven de estos? si no pueden expresar de manera abierta su sentir, así como lo que perciben de su entorno, así como lo difícil que ha sido para la sociedad estar encerrados, es común ver expresiones artísticas en base al entorno social.

Como medio de la expresión colectiva, del sentir de un pueblo y sus habitantes con respecto a lo que acontece a diario, Por lo que nos lleva a pensar, ¿qué pasa entonces con estos artistas y la expresión de sus emociones?

Adaptarse a las circunstancias

Obviamente no será fácil para todo aquel que se ha podido expresar de manera abierta como emergente, la difícil situación que se presenta por no poder realizar exposiciones en galerías, al igual que no poder generar ingresos que permitan la sostenibilidad de sus vidas y sus expresiones.

Será la era digital la que inunde las galerías de ahora en adelante, pensando en la seguridad de los individuos. El cerrajero Granollers que expresa abiertamente su opinión sobre aquel método idóneo para resguardar a un bien, dará su mejor respuesta y ofrecerá el trabajo de calidad.

Pasa igual con los artistas emergentes, en este punto son muchos los que se considerarán así. Todos se verán en la disyuntiva de buscar alternativas factibles y aprenderlas para poder realizar exposiciones importantes donde puedan transmitir los que plasman en sus obras.

Serán muchos los que transmitan a través de sus obras lo que es el sentir de esta pandemia, de cómo motivar al ánimo seguro de vida plena en un planeta que todavía se reajusta y renueva, valorar esto es sacarle el máximo provecho a la inversión hecha en arte.